La Organización Mundial de la Salud sugiere que al menos se alimente a los bebés al seno materno y de manera exclusiva, hasta los 6 meses de vida y de manera complementaria hasta los 2 años o más.

¿Cuándo debo de introducir alimentos sólidos a la dieta de mi bebé?

La ablactación es la introducción de alimentos diferentes a la leche. El período óptimo para su inicio es de los 6 meses de edad.

El bebé estará listo para los alimentos sólidos cuando:

¿Cómo debo de introducir los alimentos?

¿Cuáles alimentos debo de darle a mi bebé?

Leche materna: Como la mejor y primera opción, en caso de imposibilidad de esta y por recomendación de su pediatra, fórmula Infantil.

Cereales y derivados: Arroz, Avena, Trigo, Maíz, cocidos en forma de papilla. Sopa de fideos, y galleta. Frutas: Cualquiera de la temporada en forma de jugos o purés: Mango, piña, mandarina, crudos o cocidos. Sandia y lechosa, sencillos o combinados. Trate de evitar al inicio las frutas acidas, como el limón, la naranja y la guayaba.

Verduras: Las de la temporada en forma de jugos o purés. Auyama, Espinaca, sencillos o combinados. Guandules y Zanahoria cocidos.

Tubérculos: Papas y Batata cocidos o en forma de puré.

Leguminosas: Habichuela, haba y lentejas cocidos y colados

Alimentos de origen animal: Hígado y carne de res, bien cocidos, Higaditos y carne de pollo, en papilla o desmenuzados, Ternera

Postres: Gelatinas de frutas, sin color ni sabor artificiales

No tan pronto …

Los siguientes alimentos deben mantenerse fuera del menú hasta después de un año: Nueces y maníes, Chocolates, Huevos (claras), Leche entera de vaca, Frutas silvestres (fresas, etc.), Mariscos y carne de cerdo

Recuerde que…

La alimentación juega un papel muy importante en el niño y hay que enseñarle hábitos saludables que van a perdurar para toda la vida. Al cumplir su 1er. año el niño empieza una nueva etapa en la alimentación, poco a poco se le va introduciendo alimentos con textura más gruesa. Además todo dependerá del niño/a y su rapidez en el aprendizaje de la masticación.

Las calorías deben ser repartidas de la siguiente forma:

Agrupar los alimentos según su propiedad puede resultar útil para diseñar una comida diaria: Cereales: proporcionan Hidratos de Carbono que aportan energía, vitaminas y minerales. Los cereales integrales aportan además fibras (Arroz, Avena, Trigo y Maíz)

Lácteos: contienen proteínas de calidad, calcio, vitaminas A, D y vitaminas del complejo B (leche, queso, yogurt, boruga,)

Frutas: Aportan hidratos de carbono, agua, vitaminas, minerales y fibras (naranja, mandarina, piña, limón, manzana, tamarindo, etc)

Carnes y derivados: Aportan proteínas de calidad con función formadora de tejidos y células y cantidades variadas de grasas con función energética (jamón, pollo o pavo, res, cerdo, chivo, salchichas, salami, etc)

"Consulte a su Pediatra regularmente, Salud para su hijo, Tranquilidad para usted”