El acoso cibernético es un problema que se plantea con facilidad en las redes sociales, debido a que se centran en compartir información personal, que se propaga con facilidad. Tus hijos pueden convertirse en víctimas.

El acoso cibernético se define como el uso de Internet u otras tecnologías para enviar o publicar textos o imágenes con el propósito de perjudicar o avergonzar a otra persona.

Tipos de acoso cibernético:

*Ataques en Internet: peleas online que se envían por correo electrónico o mensajes instantáneos con lenguaje vulgar o con furia.

*Hostigamiento: enviar reiteradamente mensajes ofensivos, crueles u obscenos.

*Difamación:“faltar el respeto” a alguien online al enviar o publicar chismes o rumores acerca de una persona para dañar su reputación o sus amistades.

-El acoso cibernético también puede darse fuera de los sitios de redes sociales, utilizando las mismas tecnologías o similares, tales como el correo electrónico y los mensajes instantáneos.

*Suplantación: fingir la identidad de otra persona y enviar o publicar material para dañar su reputación.

*Bromas pesadas: engañar a alguien para que revele información vergonzosa o secretos y luego distribuirlos online.

Efectos del acoso cibernético:

Las víctimas del acoso cibernético pueden experimentar muchos de los efectos que sufren quienes son acosados personalmente, como retraimiento, descenso de notas escolares, baja autoestima, cambio de intereses o depresión. No obstante, el acoso cibernético puede resultar más extremo para sus hijos porque:

¿Conoces algún caso de acoso cibernético? comparte tu opinión con nuestra comunidad de padres y aporta tu granito de arena.